El pan de espelta es una receta sencilla y práctica que toda ama de casa debe saber para sorprender a sus seres queridos en las comidas.

Con el paso del tiempo, se ha convertido en el alimento pilar en las mesas del mundo por ser muy nutritivo y buen acompañante de los aderezos.

Se le conoce como un pan blanco en barra, pero su mayor atractivo se encuentra en los pequeños granos que se encuentran en su cubierta.

Es un pan que protagoniza en desayunos, cenas y meriendas de muchas personas, especialmente en los europeos.  

¡Ya no hay excusa para animarse a preparar este exquisito pan! En este artículo te enseñaremos paso a paso a realizar el mejor pan de espelta para acompañar tus comidas.

Para el pan de espelta necesitarás los siguientes alimentos:

  • Una pizca de sal al gusto
  • 7 g levadura en polvo
  • 500 g harina de espelta 100% integral
  • 400 ml agua templada
  • 20 g semillas de girasol (opcional)
  • 20 g nueces (opcional)
  • 20 g semillas de calabaza (opcional)

Preparación

  1. Coloca los ingredientes en un bol pero sigue este orden: 500 g  de harina, 7 g  de levadura, una pizca de sal a gusto y un chorrito de agua en un envase grande.
  2. Mezcla todos los elementos a través de un amasado tradicional hasta obtener una textura gruesa pero suave.
  3. Con la ayuda de las manos, elabora una bola dentro del envase con la misma masa.
  4. Este es un tipo de pan que debes dejar reposar por dos horas cubierto con un paño limpio.
  5. Previo a hornear el pan, debes precalentar el área a 220 grados por unos minutos.
  6. En un recipiente aparte trocear un poco de nueces que deberán ser añadidas a la masa una vez culminado el tiempo de reposo.
  7. En un molde rectangular forrado con papel vegetal, coloca la masa y añadir otro poco de nueces en la cubierta para darle un toque más delicioso.
  8. Hornea por aproximadamente 20 minutos, luego baja la temperatura a 180 grados y deja cocinar por 30 minutos más.
  9. Deja reposar hasta que tome una temperatura ambiente y pueda ser consumido.

Como punto de observación se contempla lo siguiente:

  • Las nueces pueden ser reemplazadas por frutos secos, almendras, pistachos o cualquier otro aperitivo en granos de nuestro agrado.
  • Para que se pueda disfrutar de los ingredientes extras, es ideal amasar un poco para que se encuentre en todo el pan.
  • Una forma de que rinda el pan es la siguiente: recién sacado del horno, corta en rodajas finas o gruesas, todo esto dependiendo del gusto del preparador.
  • Muchos panaderos prefieren añadir en la cubierta semillas de girasol o calabazas y dejar en el interior las nueces para dar un sabor más exótico. Además el mismo aceite de las nueces dará un sabor único en el interior de este pan.

¿Con qué se puede acompañar el pan de espelta?

El pan de espelta  se puede acompañar con los siguientes alimentos para hacerlo más sano y nutritivo:

  • Rodajas de tomate y queso de cualquier tipo.
  • Cebollas, pimientos y aceite de oliva.
  • Ensaladas de frutas mixtas.
  • Crema de leche con jamón.
  • Aderezos con tomate de árbol y queso mozzarella.
  • Manzana cortada en rodajas y crema de almendras.
  • Crema de cacahuetes y plátano cortado en rodajas.
  • Hummus fresco.
  • Frijoles de cualquier tipo con verduras.
  • Huevo a la plancha con aguacate o palta fresco y suave.
  • Rodajas de queso y jamón de cualquier tipo.

Muchas personas aseguran haber incluido el pan de espelta con pastas preparadas, gratinados, paellas, frijoles guisados, ensaladas mixtas, carnes y pescados como aperitivo antes del plato fuerte.

Información Nutricional para la ensalada de verduras:

  • Calorías: 159 kcal.
  • Carbohidratos: 21g.
  • Grasas: 3g.
  • Proteínas: 5g.
  • Azúcar: — g.
Resumen
recipe image
Nombre de receta
Pan de espelta: una receta sencilla y práctica
Autor
Publicado
Tiempo preparación
Tiempo cocina
Tiempo total