Cheesecake de Oreo sin horno

En la pastelería el Cheesecake o Pastel de queso es un postre dulce que ésta constituido por una o más capas. Donde la capa principal es la más gruesa, y por lo general ésta consiste en una mezcla algún queso fresco y suave como: el queso crema o la ricotta, huevos, vainilla y azúcar. Si existe una capa inferior ésta a menudo es una corteza o base hecha de galletas trituradas, pasteles o bizcochos . Hay dos tipos de Cheesecake: horneado o refrigerado.

Un poco de historia

El Cheesecake o Pastel de queso tal y como lo conocemos en la actualidad se remonta 4000 años antes de la era actual en la Antigua Grecia, específicamente en la isla de Samos. Éste pastel se consideraba una auténtica fuente de energía y era el alimento especial de los primeros atletas de los juegos olímpicos en el año 776 a.C, aunque no fue hasta el año 230 d.C cuando al escritor Ateneo se le atribuyó la autoría de la primera receta, donde simplemente se calentaba el queso triturado con miel y harina que luego se dejaba enfriar y se servía. Una receta que fue modificada y renombrada por los romanos, quiénes le añadieron huevo, la hornearon entre ladrillos calientes y le dieron el nombre de libuma.

Ingredientes Cheesecake de Oreo sin horno

Para la base:

  • 36 a 40 galletas Oreo (separar el relleno de las galletas y reservar)
  • 80 gr. de mantequilla sin sal derretida
  • Molde redondo de 23 cm. de diámetro, de preferencia que sea antiadherente o sino puedes forrarlo con papel antiadherente.

Para el relleno:

  • 750 gr. queso crema tipo Philadelphia, queso crema, ricotta o queso Quark alemán con 20% de grasa.
  • El relleno de las galletas Oreo.
  • 80 gr. de azúcar
  • 100 ml. de leche
  • 300 ml. nata líquida para montar
  • Ralladura de 1 naranja y el jugo o zumo de ½ naranja (opcional)
  • 6 láminas de gelatina o 2 cucharadas soperas de gelatina en polvo.

Para decorar:

  • 6 u 8 galletas oreo enteras, es decir, con su cremita
  • Un poco de las galletas trituradas.

Preparación Cheesecake de Oreo sin horno

Para la base:

  1. Coloca las galletas en una bolsa que puedas cerrar y con la ayuda de un rodillo tritura muy bien todas las galletas hasta que queden casi como polvo.
  2. Derrite la mantequilla en el microondas o en baño de maría y luego le añades este líquido a las galletas previamente trituradas. Mezcla muy bien para que toda la galleta quede humedecida.
  3. Coloca esta mezcla dentro del molde y presiona hasta obtener una superficie plana y uniforme.
  4. Coloca el molde en la nevera mientras preparas el relleno.

Para el relleno:

  1. Remoja las láminas de gelatina en agua fría hasta que se esponje y se ablande.
  2. En una olla, coloca la leche, el azúcar y el relleno de las galletas Oreo.
  3. A fuego bajo mezcla, hasta disolver el relleno de las galletas y el azúcar.
  4. Una vez realizado este paso, retira del fuego y añade la gelatina. Mezcla hasta disolver por completo.
  5. En otro recipiente y con un batidor de mano, rompe la textura del queso crema o cualquiera que hayas elegido.
  6. En un recipiente aparte y con una batidora eléctrica, monta la nata.
  7. Une la nata con el queso y la mezcla de la leche hasta obtener una mezcla homogénea.
  8. Finalmente, añade el jugo o zumo de naranja y la ralladura de naranja.

Para el armado:

  1. Coloca la mezcla de queso, leche y nata sobre la base de galletas y nivela la superficie.
  2. Lleva el Cheesecake a la nevera por alrededor de 4 a 6 horas hasta que endurezca. Si lo dejas de un día para otro, obtendrás mejores resultados.

Para decorar:

Desmolda el Cheesecake y colócalo en una bandeja de tu preferencia, espolvorea por encima del Cheesecake las migas de galleta que reservaste, coloca las galletas Oreo encima y listo, ya podrás disfrutar de este delicioso Cheesecake de Oreo.

Información nutricional del Cheesecake de Oreo sin horno

Calorías aproximadas por una porción de Cheesecake:

Calorías 271 Kcal
Proteína 5 g
Carbohidrato 35 g
Grasa 12 g

 

Resumen
recipe image
Nombre de receta
Cheesecake de Oreo sin horno
Autor
Publicado
Tiempo preparación
Tiempo cocina
Tiempo total