Tipos y recetas de arroz caldoso

0

Es una de las maneras más populares de cocinar arroz. Aunque originariamente estas recetas eran típicas de la costa valenciana, donde cuentan con una gran tradición arrocera, hoy en día ya están muy extendidas por toda España. e como el arroz con bogavante caldoso, que funcionan muy bien en cualquier época del año.

Arroz caldoso con bogavante

Este plato, es uno de los más conocidos y es el primero que vamos a comentar. Se encuentra dentro de las recetas de arroz caldoso elaboradas con productos del mar. El bogavante y el caldo de pescado o fumet son los protagonistas indiscutibles, los que otorgarán todo el sabor al plato.

El resto de ingredientes con los que cuenta esta receta son bastantes cotidianos, por lo que podríamos decir que es un plato asequible, que podemos elaborar en cualquier momento, a pesar de que poco a poco se esté convirtiendo en toda una tradición en las cenas y comidas de la época de Navidad. Estos ingredientes son: cebolla, tomates, dientes de ajo, ñoras y para condimentar: pimentón, el indiscutible azafrán, brandy y perejil fresco. El tiempo estimado de preparación es de una hora y suele ser un buen plato para los que se inician en el cocinado de los arroces, pues no hay que tener en cuenta la cocción de un gran número de ingredientes a ritmos diferentes.

Arroz caldoso con pollo

Cambiamos radicalmente de tercio y pasamos del mar al corral.  El arroz caldoso con pollo es una receta bastante asequible y fácil de realizar. Su preparación exige una dedicación total de algo más de una hora teniendo en cuenta el tiempo de cocción y reposo.

Sin tener en cuenta estos tramos, en quince minutos habrás resuelto esta receta de arroz caldoso con pollo. Al igual que en la receta anterior, el secreto de este plato se basa en un ingrediente protagonista –aparte del arroz- que va acompañado de un caldo que, en esta ocasión se elabora con los propios jugos del pollo, y realza su sabor. Para realizar este plato necesitaremos una cazuela grande donde se cocinará el ave, junto con un sofrito realizado con tomates y pimientos, ajos, sal, aceite y pimienta y, sobre todo, el arroz.

Arroz al horno caldoso

A priori, puede parecer una contradicción, pues muchas recetas de arroz al horno persiguen precisamente que el arroz adquiera un punto de sequedad después del tiempo que ha pasado en el horno. No obstante, existen recetas que combinan la cocción al horno y el resultado caldoso del plato de arroz. Un ejemplo de ello puede ser arroz al horno con pulpo y langostinos, una versión del tradicional arroz con morcilla y costilla, que en esta ocasión selecciona alimentos del mar para hacer una adaptación de la receta más ligera.

Para elaborar este plato se necesitará, de nuevo, una base de estos dos productos acompañados de un fumet, pimientos, tomate, cebolleta y para condimentar sal, aceite y pimentón dulce. El resultado es realmente espectacular.