Qué alimentos debe tomar deportista y cuáles no

0

La NBA es uno de las competiciones deportivas más seguidas en todo el planeta. La mejor liga de baloncesto del mundo destaca, entre otras cosas, por contar de una increíble nómina de jugadores fuertes y atléticos acostumbrados a llevar sus cuerpos al límite, lo que obliga a los deportistas a cuidarse al extremo, algo que implica llevar una alimentación equilibrada y sana.

Los baloncestistas profesionales lucen cuerpos esculturales, aunque también hay excepciones. Todas las temporadas se puede ver algún jugador pasado de peso. Entre los más ilustres de la época reciente destacan Nikola Jokic, Marc Gasol o, hace poco, James Harden; atletas del más alto nivel que han ayudado a sus equipos a cumplir los pronósticos de baloncesto y a lograr victorias. Sin embargo, los más profesionales, tarde o temprano, se ponen manos a la obra para perder peso y encontrarse en el mejor estado de forma posible para desempeñar a la perfección sus trabajos. Y es que la alimentación es fundamental para optimizar el rendimiento deportivo.

Qué alimentos debes tomar si practicas deporte

Vamos a ver qué alimentos son los más indicados para los deportistas y cuáles deberían evitar.

Agua

Una de las claves de la alimentación de un deportista es beber mucha agua. El agua es esencial para mantener el cuerpo hidratado, para que pueda realizar correctamente sus funciones y que así pueda eliminar con facilidad todos los residuos y aquello que nuestro organismo no necesita.

Por si fuera poco, la deshidratación hará que seas más propenso a sufrir lesiones musculares como calambres, contracturas o roturas fibrilares.

Carne blanca

La carne es una fuente de proteínas imprescindible para los deportistas, ya que las proteínas permiten que tus músculos se recuperen del esfuerzo que supone realizar algún tipo de deporte. Es gracias a las proteínas que podrás conservar masa muscular incluso cuando pierdas peso.

Las carnes blancas están más recomendadas porque contienen una menor cantidad de grasas que las carnes rojas. Así que, el pollo, el pavo o el conejo serán algunos de tus grandes aliados.

Tofu

Tampoco conviene que abuses de la proteína animal para evitar que tus intestinos tengan que trabajar en exceso. Es por eso que no está de más que busques otras fuentes de proteína como las proteínas vegetales, que las puedes encontrar, por ejemplo, en un alimento como el tofu.

El tofu se obtiene a partir del grano de la soja y, además de ser una fuente de proteínas, también aporta calcio, ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos y favorece la creación de anticuerpos, por lo que previene enfermedades.

Para evitar que resulte indigesto, es recomendable no comerlo crudo. Puedes cocerlo o cocinarlo a la plancha.

Pescado

El pescado azul es otro de los alimentos que, como deportista, no puede faltar en tu dieta. El principal aporte del pescado azul son los ácidos grasos omega-3, indispensables para el funcionamiento adecuado del organismo. El omega-3 actúa como antioxidante y reduce la inflamación de las articulaciones, que se ven exigidas en cada práctica.

Al margen de los ácidos grasos esenciales, el pescado también contiene minerales como fósforo, potasio, zinc, sodio, hierro o selenio.

Intenta que el atún, el salmón o las sardinas no falten en tu alimentación y tendrás mucho ganado.

Qué alimentos deben evitar los deportistas

Los deportistas necesitan una dieta variada que les permita recibir todo tipo de nutrientes. En esta dieta es importante ingerir una buena cantidad de proteínas y de hidratos de carbono que van a aportar energía y van a permitir recuperar las fibras musculares.

Pero más allá de saber qué deben ingerir los deportistas, resulta igual de importante saber qué tipo de alimentos deben desterrar de su dieta.

Azúcar

Seguro que más de una vez has escuchado que el azúcar tiene la virtud de aportar mucha energía. Es muy probable que también hayas oído que es un “veneno” que debes evitar a toda costa. Y sí, ambas afirmaciones son ciertas, sin embargo, un deportista puede conseguir fuentes de energía de otras maneras mucho más saludables.

La excesiva ingesta de azúcar es una de las principales causas de obesidad y diabetes y aumenta la cantidad de glucosa en la sangre. Y no solo eso, también tiene otros efectos negativos: genera propensión a sufrir vaivenes emocionales, aumenta la acidez en la boca, lo que termina desembocando en la aparición de caries, hace trabajar en exceso al hígado y desmineraliza el cuerpo.

Por último, no tomar azúcar es una gran idea si quieres recuperarte de forma más rápida de una lesión muscular. Así que, ya ves, más vale que mantengas el azúcar lejos de tu dieta.

Bebidas gaseosas

Las bebidas carbonatadas, a pesar de contar con sabores adictivos -y sustancias igualmente adictivas-, son uno de los enemigos de los deportistas.

Tienen grandes cantidades de azúcar que proviene del jarabe de maíz, con gran cantidad de fructosa y que resulta aún más difícil de procesar para el organismo.

Todo el gas y la acidez que contienen pueden disfrazar la enorme cantidad de azúcar que hay en ellos y pueden dañar tu esmalte dental. Te hincharán el vientre y te generarán un exceso de gases.

Por último, aunque estés bebiendo líquido, los refrescos no hidratan tu cuerpo, sino todo lo contrario.